A Guitar for Segovia

Una miscelánea de piezas unidas por la folía y una guitarra

JOSÉ DE LUCÍA
La promesa del flamenco...

Carlos Rubio Escudero

GUITARRA GALEGA: IMPRESIONES...
Samuel Diz reflexiona sobre...

David Ferreiro Carballo

MIGUEL TRÁPAGA
Espiral sonora

Noelia Frías Hernández

A Guitar for Segovia. Javier Somoza (guitar). Alonso Mudarra. Tres libros de música en cifra para vihuela (1546). Santiago de Murcia. Folías italianas despacio; Folías españolas (1730). Maurice Ohana. Tiento (1957). Mario Castelnuovo-Tedesco. Variations à travers les siècles, op. 71 (1932). Manuel Ponce. Diferencias sobre la folía de España y fuga (1932). Frank Martin. Quatre pièces brèves (1933). Rec. 2016, Auditorio Conde Duque, Madrid. Brilliant Classics 95487.

¿Música para vihuela del siglo XVI de Alonso Mudarra y para guitarra barroca de Santiago de Murcia junto a obras de Frank Martin y Castelnuovo-Tedesco, del siglo XX, unidas en un disco? ¿Y todas ellas interpretadas con una guitarra de 1932? A priori, la elección de las piezas puede parecer aleatoria por su diversidad musical y por el amplio abanico histórico que abarca. Sin embargo, en este CD hay una elección del repertorio y una investigación musicológica (como ocurre con las obras de Martin) que le dota de una cohesión interna magnífica.

La folía es una de las dos estructuras que vertebran el disco. El término folía comienza a usarse en la música y en la literatura española a finales del siglo XV, y se refiere a un esquema armónico sobre el que se compone o se improvisan variaciones. La primera parte del CD recoge varias piezas de Alonso Mudarra y Santiago de Murcia basadas en este esquema, así como varias composiciones contemporáneas en las que la folía es tratada de una manera más heterodoxa: de Maurice Ohana y su Tiento, que no deja de ser una folía con un lenguaje alejado de las prácticas comunes, o de Ponce y sus Variaciones sobre la folía de España y fuga.

Las obras de Mudarra y de De Murcia están interpretadas con un gusto exquisito en una guitarra que dudo que Santos Hernández construyera para ese cometido. Como dice Gerardo Arriaga en el libreto, ‘‘Una pieza del siglo XVI puede interpretarse en una copia del instrumento original o en cualquier otro instrumento; la cifra de esa interpretación será la calidad, más que el medio instrumental’’. Y Javier Somoza nos demuestra que rebosa calidad. En las piezas siguientes, la estructura de la folía sigue latente cerca de cuatrocientos años más tarde en el tiempo, reinterpretadas según el canon estético de cada compositor, por supuesto. El ejemplo más claro de esta heterodoxia lo encontramos en el ecléctico Tiento de Maurice Ohana. El compositor reunió muchas de las características principales de la estructura armónica de la folía para esta obra, así como rasgos de la música española y cualidades idiomáticas de la guitarra. Por último, las Variaciones sobre la folía de España y fuga de Manuel Ponce es una obra monumental en la que vemos de nuevo una reinterpretación de la folía de una manera incluso más ecléctica que Ohana. Esta obra fue un encargo de Andrés Segovia en el que le pedía “Unas variaciones brillantes sobre el tema de las folías de España… en un estilo del clasicismo italiano del siglo XVIII”. Y si digo que fue más ecléctica que el Tiento es porque el resultado dista mucho de las armonías de Sammartini o las estructuras musicales de Stamitz.

La guitarra que utiliza Javier Somoza para este disco es una Santos Hernández de 1924, y constituye el segundo pilar sobre el que se sostiene la estructura del mismo, por su relación con Andrés Segovia y la de éste con las siguientes obras del disco. Si bien en la primera parte del CD se recogen obras que giran en torno a la folía, esta segunda está centrada en la relación del guitarrista andaluz y las obras que formaron parte de su repertorio guitarrístico. Según un estudio del lutier John Ray (se puede encontrar un artículo sobre su investigación en la revista Roseta, nº 9-10), seguramente esta guitarra fue utilizada por Segovia en algunos conciertos y giras, entre ellas la que realizó por la antigua Unión Soviética en 1929. Se tiene constancia de que perteneció al guitarrista hasta 1932, año en el que la donó a la Biblioteca Musical Víctor Espinós.

Las Variations à travers les siècles de Mario Castelnuovo-Tedesco fue la primera obra que el italiano compuso para Andrés Segovia, y que marcaría el inicio de una amistad de lo más beneficiosa para el repertorio guitarrístico. En esta pieza, el compositor explora varios lenguajes distintos, pasando de una chacona a unos valses, incluso a un fox-trot. Todo dentro de un lenguaje tonal y “clásico’’, no exento de una búsqueda tímbrica y estilística que se ve reflejada en las ricas armonías que posee la obra.

Por último, las Quatre pièces breves de Frank Martin cierran el disco. El compositor suizo escribió estas cuatro piezas para guitarra sola cuando coincidió con el guitarrista andaluz en Ginebra, donde éste fijó su residencia, entre 1930 y 1935. Martin recibió de Segovia algunas piezas de guitarra como ejemplo de escritura para el instrumento, y probablemente una de las piezas que recibiera fue Variations à travers les siècles de Castelnuovo-Tedesco, que el italiano terminó en 1932. Sin embargo las piezas no verían la luz hasta la década de los 60, donde gracias a Julian Bream se popularizaron. Tal vez fueron rechazadas por Segovia por pertenecer a un estilo mucho más alejado de su gusto musical que las piezas de Ponce o de Tedesco y del repertorio que él acostumbraba a tocar, pero son una muestra excelente de la música del período de entreguerras escrita para la guitarra. A partir de las más de trece fuentes manuscritas que existen de estas obras, Javier Somoza ha completado una versión crítica que trata de reflejar de la forma más completa posible para la guitarra la obra de Martin.

Repito lo que decía al principio: este disco es una muestra de una elección musical e investigación musicológica fantástica que no puede faltar en la estantería de todo guitarrista. Bravo.

 

Jorge Sáez

Fotografía (portada): Certamen Andrés Segovia.

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Instagram Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!