Dame break que quiero morir: Califato ¾, Puerta de la Cânne

Crítica
Crítica
Crítica

Dame break que quiero morir: Califato ¾, Puerta de la Cânne

Discóbolos

Puerta de la Cânne, Califato ¾, Breaking Bass Records, 4 de diciembre de 2019

Puerta de la Cânne (2019) es el primer LP de Califato ¾, una agrupación de música electrónica compuesta por miembros de varios colectivos andaluces como Breaking Bass, BSN Posse, LIE radio e Industrias94. The Gardener, Esteban Bove, S Curro / SKLT SLKT, Stay Puft (A.K.A. Serokah), Lorenzo Soria, y Digital Diógenes lanzaron en 2018 su EP debut L’ambôccá. Un año después salió a la luz su primer álbum Puerta de la Cânne con el sello Breaking Bass Records.
La banda se presenta con este manifiesto:
1. Explorar el cante andaluz y la música andalusí desde una doble óptica, la respetuosa y la irreverente.
2. Abrir nuevos caminos de temperamento flamenco desde el conocimiento de las raíces.
3. Combinar música electrónica de todo género con sonidos arraigados a la idiosincrasia andaluza incorporando referencias que van desde los romances judeo-cristianos a la música cañí.
4. Desarrollar la creatividad del compás de 3/4, 6/8 y 12/8 propio de los palos flamencos marcando el carácter único de nuestros silencios y contratiempos.
5. Reinterpretar los más variados palos flamencos para que surjan nuevas formas de expresión.
6. Expandir el mensaje de Califato ¾ a través de la experimentación en la vida y en las artes, construyendo una nueva identidad .
Ambos trabajos (L’ambôccá y Puerta de la Cânne) fueron publicados el 4 de diciembre, el “otro Día de Andalucía”, aniversario de las manifestaciones de 1977, en favor de la autonomía andaluza, en las que se gritaron lemas que vinculaban la consecución de la autonomía con la solución a los problemas de Andalucía y en las que murió Manuel José García Caparrós, malagueño de 18 años . Estas manifestaciones, a su vez, conmemoraron el mismo día de 1868, en que, en los albores del Sexenio Democrático, se produjeron levantamientos en El Puerto de Santa María y Cádiz reclamando la república federal. Estos levantamientos desembocarían en las sangrientas jornadas de los “Tiros de Cádiz”, que dejaron 53 muertos y 195 heridos . Esta fecha ha sido reivindicada como Día nacional de Andalucía por las facciones políticas afines al nacionalismo andaluz .
Este manifiesto y las fechas de publicación de estos proyectos son sólo el comienzo de una declaración de intenciones que Califato ¾ expresa con claridad y contundencia en su LP. El álbum comienza con “Mençahe der Profeta”, escrita y recitada por Antonio Manuel, escritor, músico y profesor de derecho cordobés, que ha centrado su actividad en temas relativos al andalucismo, editando libros como Andalucía. Teoría y fundamento político de Blas Infante . “Andalucía no es una Arcadia a la que regresar, sino un horizonte que perseguir” son las primeras palabras de este álbum. “Mençahe der Profeta” actúa como una presentación del proyecto y una síntesis de su visión e ideología. Antonio Manuel recita, con reverb y delay, sobre pequeñas percusiones que imitan el sonido del yunque que acompaña los martinetes (los cuales provienen del cante de los herreros en las fraguas ), los sonidos del viento, las voces lejanas entre las que resuenan arabismos y giros flamencos, e intervenciones de guitarra flamenca, una reivindicación de la Andalucía que él y la banda defienden, “tejiendo en el aire las melodías de las resistencias de antes con las de ahora”. En el texto se alude a Blas Infante y su visión del “pueblo andaluz”, la conquista de Al-Ándalus, y a los “mozárabes, sefardíes, musulmanes y andalusíes; gitanos, negros, cafres o americanos; tan andaluces y andaluzas como los que emigraron a Cataluña, tan andaluces y andaluzas como los que mueren en la fosa común del Mediterráneo…”. Nos presenta una Andalucía que entiende, acepta su pasado y sabe utilizarlo como arma para mejorar su presente la que guía el disco. Una cadencia andaluza en la guitarra cierra esta obertura. “Salud y aire”.

A continuación, irrumpe “Crîtto de lâ Nabahâ”. Se nos presenta un sample de “Eternidad”, una marcha de semana santa compuesta por Sergio Larrinaga y Jesús Guerrero Marín y grabada por Rosario de Cádiz, banda de cornetas y tambores . Sobre la marcha se recrea la comunicación entre los costaleros y su capataz durante una procesión de semana santa. El capataz va describiendo el paisaje: “menos pasos quiero, vamos chavales, que estamos en la Plaza Nueva, hay azahar por todos lados”. Desde el principio entra un bajo distorsionado al que se unen bombos conforme se torna evidente el componente electrónico, que tras una llamada de la corneta se vuelve central. Se añade un bajo de cadencia andaluza con un fuerte bombo de house, pasando por ritmos de reggaetón para culminar en una explosión de break beat que recuerda al “Semana Santa Break Beat” de Agustín Castro (conocido como Delaygurrud) de 1999 que decía “menos pasos quiero, poquito a poco Miguel, izquierda alante, derecha atrás, vamos miarma, c’mon baby”. Con “Crîtto de lâ Nabahâ” la banda introduce la ironía y el humor que acompañarán al mensaje político e ideológico que, con más solemnidad, presentaba Antonio Manuel. Nos traslada también al paisaje sevillano en la Plaza Nueva llena de naranjos, en torno al que se centra gran parte del álbum. Además, con el guiño a Delaygurrud, se hace referencia a la escena del break beat de finales de los 90 y principios del 2000, que llegó a tener bastante peso en Andalucía, y a una tradición underground que recurre a los instrumentos y sonidos propios del folclore para elaborar un nuevo discurso.

Tras estos primeros minutos en los que la banda consigue presentarse y dejar clara la dirección de su trabajo, a lo largo del resto del álbum Califato ¾ se “sube” diversos palos y estilos. En “Buleríâ del aire acondiçionao”, una línea de bajo funk hace un claro ritmo de bulerías que refuerzan el cajón y las palmas, y suena un sample de “Anda Jaleo” . En un delirio psicodélico se suman sintetizadores, cajas de ritmos y las voces de Curro Morales (S Curro) y Manuel Chaparro (The Gardener), cantando con descaro e ironía. Con sus voces contrasta la de Miguel García, también conocido como Dandy Piranha, vocalista de Derby Motoreta’s Burrito Kachimba, una joven banda sevillana centrada en el rock andaluz. La voz de Piranha, que recuerda a la de Jesús de la Rosa (voz de Triana), nos transporta a la escena de los primeros 70 sevillanos.

Después, a modo de interludio, recitando de nuevo, está “Lentehâ d’ayêh”. Con versos como “hemos construido una cabaña con la leña que fuimos a buscar para meterle fuego”, Califato ¾ ilustra su recorrido respecto al folclore y la vida popular andaluza, desde el rechazo inconsciente a la comprensión y la nueva creación. Le sigue “En bûcca y câttura”, una jota de Jaén con la letra cambiada, ritmos de funk carioca, palmas, sintetizadores y cajas de ritmos.

“Puerta de la Cânne” es una sevillana que, en su primera vuelta se mantiene dentro de lo tradicional. A cada vuelta se va “bastardeando”, en palabras de Manuel Chaparro. En la segunda vuelta aparece el sintetizador, en la tercera el break, y en la cuarta autotune en las voces y la guitarra eléctrica, con mucho más sintetizador y bajo. A continuación, en “Mono d’atraççionê”, el acid de la Rolland TB-303, propio del house y el techno se suma a un sample de “Ay ay” de Lole y Manuel. También aparecen fragmentos de una entrevista de El Torta con Jesús Quintero sobre su cante, que proviene “del padecer y el sufrir” . “Alegriâ de la Alameda” es un paseo por la Alameda de Hércules, la calle Feria con su mercado de los jueves, una cerveza en el Vizcaíno y una multa de la secreta. Es un jocoso canto a la Sevilla que han vivido muchos jóvenes en uno de los espacios urbanos más activos y alternativos de la ciudad, que contribuye al dibujo del paisaje sevillano que la banda realiza.


“Camino de Aghmat” pasa por bulerías y soleás, todo ello rodeado de un sonido y una atmósfera árabes. Contiene un sample de “Vivir en un cuento de hadas”, de El Lebrijano, y cierra con un pasaje de brass band, tomado de “Dawn”, de Salah Ragab & the Cairo Jazz Band. Es un homenaje al viaje que realizó Blas Infante en 1924 a la tumba de Al – Mutámid (1040-1095), rey de la taifa de Sevilla y último rey de la dinastía abadí de Al – Ándalus . “Çoleá pa tu mare” cuenta con la voz de Tremendo, hijo de El Tremendo y hermano de Rosario la Tremendita, una de las artistas más interesantes de esta escena de hibridación del flamenco con los nuevos lenguajes. El cante más tradicional de Tremendo contrasta con la base electrónica en la que resuena el rock andaluz y con las intervenciones, siempre con un tono más irónico, de S Curro.

El LP cierra con “Ruina” y “Fin de fiêtta”. La primera es una versión de “Ruina Moruna”, de Los romeros del chabolo. Un arranque psicodélico y cómico protagonizado por la guitarra flamenca, bombos, sintetizadores y las voces de Manuel Chaparro y Curro Morales (S Curro), lanzadas con desgarro y gracia. En la versión, el original es perfectamente reconocible, se mantiene el componente paródico y cómico, con pequeñas alteraciones en la letra para hacer referencia una vez más al paisaje sevillano. Sin embargo, la realización instrumental es bastante distinta. Califato ¾ incluye guitarra flamenca, palmas, una mayor densidad en la electrónica y un violín tocando una melodía de sonoridad árabe. Por otro lado, el uso de la voz también muestra diferencias. Los romeros del chabolo recurren a un cante de corte folclórico, mientras que Califato opta por una voz desgarrada.

“Fin de fiêtta” nos despide con buen humor. En este cierre, el folclore se muestra en una de las versiones más limpias del álbum. Es un tango con un bajo, ciertos efectos y una melodía secundaria en un órgano, sobre la que se escuchan sonidos de fiesta.

“Expandir el mensaje del Califato ¾ a través de la experimentación en la vida y en las artes, construyendo una nueva identidad” es la última de las premisas del manifiesto de presentación de la banda recogido al comienzo de este texto. La experiencia, conocimiento y reivindicación de la tradición de sus miembros han llevado a Puerta de la Cânne a situar su música, su escena y sus reivindicaciones en el marco nacional, mostrando nuevos posibles caminos para el folclore y su hibridación con diversos géneros.

Livia Camprubí

Livia Camprubí

Publicado en julio 2020

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies