El poder de Turandot

Puccini, exotismo isleño y oriental

FAUST REVISITÉ
La impronta de Goethe en...

Alejandra Spagnuolo

SENCILLAMENTE, VERDI
Brindis y apoteosis para noviembre

Tamara Valverde

MÚSICA, CHAMPÁN, DELICATESSEN...
Aida on Sidney Harbour

Alejandra Spagnuolo

Turandot. Giacomo Puccini. Rebeka Lokar (Turandot), Rudy Park (Calaf), Davinia Rodríguez (Liù). Sarah Schinasi (dir. de escena) y José Miguel Pérez Sierra (dir. musical). Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y Coro de la Ópera de Las Palmas de Gran Canaria. Representada en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria los días 12, 14 y 16 de junio de 2018.

Turandot nos trasladará durante tres días hasta el Lejano Oriente en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria. Compuesta por Giacomo Puccini (1858-1924) y con libreto de Giuseppe Adami y Renato Simoni, fue estrenada en la Scala de Milán en 1926, cuando Puccini ya había fallecido. La composición quedó inconclusa y fue completada posteriormente por Franco Alfano.

¿Qué llevó a Puccini a no culminar su obra antes de morir? Algo debió no satisfacer a nuestro compositor, ya que llegó a escribir: “Pienso cada hora y cada minuto en Turandot y todo lo que he escrito hasta ahora me parece una tontería y ya no me gusta”. Su estreno no estuvo carente de anécdotas: Toscanini se negó a interpretar el himno fascista Giovinezza, lo que provocó que el propio Benito Mussolini se negara a asistir al evento. Y por si fuera poco, en el momento en el que la obra llegó hasta el coro “Liù... Bontà!”, el director dejó la batuta y volviéndose hacia el público dijo: “Aquí concluye la ópera, porque en este punto murió el maestro”, y dio por terminada la representación sin la parte final de Alfano, que tuvo que esperar hasta la representación del día siguiente.

¿Te quedan dudas para disfrutar de Puccini? Para que conozcas algo más, debes saber que fue uno de los más grandes compositores de ópera de todos los tiempos, además de uno de los maestros más flexibles en el movimiento verista, al mismo tiempo que el punto culmen del melodismo vocal italiano. Y como sería de esperar, su Turandot ha sido considerada “la mayor obra maestra de todo el teatro musical contemporáneo”.1

Argumento

Turandot, basada en un cuento fantástico chino de Carlo Gozzi (1720-1806), es un drama lírico en tres actos que nos relata cómo los habitantes de un Pekín legendario viven bajo el terror de esta princesa. Ella rebosa crueldad a la par que belleza, y parece que solo el matrimonio podría acabar con su tiranía. Para que algún valiente alcance su amor tendrá que resolver los tres acertijos que ella proponga, algo que nadie ha logrado aún. ¿La suerte de los desafortunados? Su ejecución. En este punto aparecerá Calaf, hijo de Timur, monarca tártaro exiliado que, prendado de la princesa, se abandonará a su suerte. Pero hay un personaje que imprimirá gran dramatismo a esta ópera y que no debe pasar inadvertido: la esclava Liù, quien, enamorada en secreto de Calaf, será pieza clave en la trama de este drama. ¿Cuál será el papel de Liù? ¿Conseguirá Calaf romper el hielo que recubre el corazón de Turandot? Atrévete a descubrirlo.

Génesis de Turandot

Puccini era un sexagenario cuando se dedicó a la composición de esta ópera, ya en los momentos finales de su vida. ¿Con esta edad le quedaban territorios por explorar? Por supuesto que sí. Para la crítica musical se trata de su obra más vanguardista. En este momento de la historia acontecían grandes cambios donde formas abstractas y frescas se adentraban en el arte. ¿Modernismo? Quizás.

El nacimiento de esta ópera surgió tras una reunión en Milán entre Puccini, Adami y Simoni en el invierno de 1919-1920. En ese encuentro se le hizo llegar al compositor una copia de la obra y Puccini la devolvió con una serie de instrucciones donde, ante todo, buscaba destacar la figura de la esclava Liù, y asimismo, en primera instancia, obviar las figuras de Ping, Pang y Pong, hecho que no se llevó a cabo. El exotismo estaba de moda en la época, y seguramente esta omisión no fuese buena idea. Nuestro maestro nos traslada a China aunando en una misma obra drama y comedia: por un lado, a través del personaje de Liù, que pudo recordarle a su anterior Butterfly; y por otro, a través de las posibilidades que le brindaba el trío Ping, Pang y Pong para los interludios cómicos inspirados en la comedia del arte. ¿Ves ahora el porqué de las observaciones sobre estos personajes?

Turandot puede presumir de ser una obra sin parangón, donde se pasará de la ternura a la violencia, de la gravedad a la fantasía humorística, de la simplicidad a la solemnidad más absoluta. Una ópera que siempre conseguirá seducir al espectador.

Su música

Turandot es el vivo ejemplo de la superación de arquetipos en la ópera, donde confluyen vanguardia y sentimentalismo. Las principales características puccinianas estarán presentes. Te mostramos algunas de ellas:

  • El leitmotiv: melodías que aparecen una y otra vez de diferente manera a lo largo de la producción operística. Cuando escuches “Tre enigmi m’hai proposto” quizás pase inadvertido, pero... ¿y cuando llegue el aria “Nessun dorma”? ¿No te sonará a algo que has escuchado anteriormente? Y… el final de ópera, ¿no te es conocido? Este no es el único que podrás encontrar: existen otros leitmotivs como el ejemplo reproducido a continuación y que encontramos en el acto I, concretamente hacia el final de “Non piangere Liù”, así como en “Popolo di Pekino” del segundo acto. Cada vez que una melodía te suene a otra, recuerda: leitmotiv.

 


Ejemplo 1. Leitmotiv enNon piangere Liù. Acto I. www.imslp.org


Ejemplo 2. Leitmotiv en“Popolo di Pekino”.Acto II.www.imslp.org

  • Exotismo: las influencias musicales orientales están presentes durante toda la ópera, pero es en el segundo acto donde más se aprecian, como por ejemplo en “Olà Pang!, Olà Pong!”, “O mondo, O mondo” o en el coro “Gravi, enorme ed impotenti”. Puccini consigue alusiones a la cultura china recurriendo a escalas pentatónicas y a través del uso de instrumentos tales como gongs, tam-tams, xilófonos o platillos chinos que confirman todo un arsenal de instrumentos de esta cultura musical. El autor llegó a escribir al Museo Británico con el fin de acceder a partituras originales, aunque el maestro siempre conservó el sello de la ópera italiana.
  • El uso de la orquesta: Puccini se interesó en darle a la orquesta un protagonismo más que importante. Siempre presente, de gran densidad y con una sobredimensionada percusión, los instrumentos de metal toman relevancia y nos remiten a sonoridades interesantes sobre algunas disonancias e intervalos de cuartas y quintas paralelas que le confieren una ambientación un tanto arcaizante y, cómo no, exótica también. Todo ello contrasta con el cuidadoso uso de la sección de cuerdas y maderas. La orquestación es la más rica de las utilizadas a lo largo de la trayectoria personal del autor.
  • Convivencia del drama y lo cómico: aunque no es un aspecto puramente musical, es interesante escuchar cómo convive el drama y la comedia en una obra de marcado carácter dramático. Solo tendrás que prestar atención a “Tu che di gel sei cinta”, el momento de mayor carga dramática de toda la ópera, interpretado por el personaje de Liù, donde afloran tus sentimientos más profundos. Después, compara con “Olà, Pang! Olà, Pong!”, de carácter más jovial y vacilante.

No debemos obviar cada una de las voces que articulan esta ópera.

Uno de los grandes dilemas de Puccini se centró en quiénes serían Turandot y Calaf: le preocupaba sobremanera y llegó a asegurar que se necesitaba una mujer extraordinaria y un tenor de peso para ello. En el papel de Turandot se buscó un perfil de soprano dramática, la más potente entre todas las voces de este tipo. En arias como “Straniero, scolta!” te podrás dar cuenta del registro agudo al que se tiene que enfrentar Turandot y que en este caso correrá a cargo de la soprano: Rebeka Lokar. La dificultad que refiere el personaje a nivel musical tiene que ver con el frecuente cambio de tesitura de la voz e intensidad que exigirá ser mantenida, lo que convierte el papel en apto solamente para el registro de una soprano dramática. “In questa reggia” caracteriza a la maligna princesa a través de un fragmento de bravura que Puccini llevará desde un estilo declamatorio a un gran impulso dramático para llegar a la amenaza: “Tres enigmas, la muerte es una”. Su tesitura es de mucha dureza y exige de Turandot gran resistencia física.

Por su parte, el personaje de Calaf está escrito para un tenor lírico spinto: de mayor potencia y capacidad de proyección que la voz de un tenor lírico, y con una gran firmeza en los agudos. Calaf desborda una pasión y fuerza de voluntad constante que no se encuentra habitualmente en ningún otro personaje de Puccini, razón por la cual en este papel han brillado siempre tenores de gran prestigio. No puedes dejar de escuchar “Nessun dorma”, pieza que ha sido miles de veces interpretada, versionada, y que unas líneas más abajo tendrás la oportunidad de conocer algo mejor. Aunque constituye el buque insignia de la ópera, no podemos dejar atrás “Non piangere Liù”, donde Calaf atestigua su grandeza en un fragmento lleno de compasión.

¿Y qué ocurre con la esclava Liù? Aquí el registro elegido es el de una soprano lírica, con un timbre más lleno que el de la soprano ligera aunque con menor extensión en los agudos. Liù te hará estremecer con arias como “Signore scolta” o “Tu che di gel sei cinta”, una de las piezas de mayor carga emotiva del conjunto. ¿Te queda alguna duda de que estás ante una de las óperas más impresionantes de la historia que te impedirá abandonar jamás este género?

El coro tiene también suma relevancia. Puccini le hace partícipe principal dentro de nuestro drama, confiriéndole un carácter íntimo, sacro a veces y, cómo no, impresionista, como sucede con “Perchè tarda la luna?”, un canto a la luna que ha tardado en salir. El coro interviene para pedir compasión clamando que cese el sanguinario estilo del reino de Turandot; cantan cuando las cortesanas y los ministros preparan la ceremonia donde el príncipe se presenta ante el emperador, y cuando Calaf sale victorioso y deben festejarlo.

Como se puede comprobar, nos encontramos ante todo un despliegue de formas: arias, recitativos, dúos, tríos y coros que harán las delicias de quienes disfruten de esta ópera.

“Nessun dorma”

Cuando escuches esta obra… nada volverá a ser igual. Estas palabras esperamos que te sirvan para que disfrutes de una de las piezas más espectaculares de la historia de la ópera, y es que no existe un aria más esperanzadora y triunfal que esta. “Nessun dorma” contrasta sobremanera con el perfil del cantante: habíamos hablado de un tenor lírico spinto, pero el personaje que encarne a Calaf tendrá que tener la habilidad de cantar con menor dramatismo y mayor fraseo.

Además, esta pieza la estrenó nada más y nada menos que un español, Miguel Fleta, y representa el momento de máxima tensión de la ópera, combinando lirismo y heroicidad. El príncipe, al inicio, repite a través de un salto de octava la proclama de Turandot por la que nadie debe dormir hasta que se resuelva el enigma.

Luego, la melodía se va a desarrollar por grados conjuntos, es decir, a través de notas correlativas y con algunos saltos que aportarán brillantez.


Ejemplo 3. “Nessun dorma”. www.imslp.org

 

 

El  punto álgido se encuentra cuando Calaf suplica a gritos que termine la eterna noche; sus palabras “vincerò, vincerò” alcanzan un si.


Ejemplo 4. Cénit de la pieza. www.imslp.org

 

“Nessun dorma” está llena de matices, tanto del cantante como de la orquesta: los más destacables son los crescendi de la incorporación del coro y el decrescendo cada vez que retoma el verso. Déjate llevar por ellos.

En definitiva, embriágate por el Lejano Oriente, por las arias de Liù o Calaf, por la maldad de Turandot o la majestuosidad de la orquesta y sus coros. Disfruta de esta incursión en la ópera, en la gran ópera de Giacomo Puccini que se llevará a cabo en nuestra pequeña isla de Gran Canaria.

Henoc Acosta Santana

Bibliografía.

1  Clausse, E. (1980). Puccini. Madrid: Espasa Calpe.

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Instagram Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!