El rap no es delito

“Los borbones son unos ladrones”

UNA SONRISA EXTERMINADORA
De la ira

Nuria Ruiz de Viñaspre

RAÚL GUTIÉRREZ HIDALGO, BBOY
“Mi sueño es encontrar una bailarina...”

Cristina Aguilar

LA FORMA DE LA BOCA
Perder canciones

Hugo Milhanas Machado

 

“Los borbones son unos ladrones” es una producción conjunta entre varios componentes de la escena del hip-hop que pretende llamar la atención ante las censuras que está viviendo el rap. El arresto de raperos como Pablo Hasel, Valtònyc o La insurgencia son solo algunos de los casos más polémicos en los que el género se ha visto implicado.

La Audiencia Nacional inicia el camino para que Valtònyc ingrese en prisión.
El rapero fue condenado a tres años y medio por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas.1

El País, 20 de marzo de 2018

No podemos olvidar que el hip hop nació, en mayor o menor medida, del compromiso social y político. La importancia de la política en el rap se intensificó en los 80 con la influencia de artistas afroamericanos de los años 70 como Public Enemy o The Last Poets. La canción “The Message’’ de Grandmaster Flash and the Furious Five sirvió de inspiración para rapers que empezaron a escribir nuevas letras de temática sociopolítica. Este tipo de rap se relaciona en ocasiones con el empleo de un lenguaje lleno de energía y agresividad.

El rap en España siempre ha sido utilizado como elemento de resistencia; uno de los primeros discos de impacto fue Madrid, Zona Bruta del grupo Club de los Poetas Violentos (1994). Está cargado de violencia verbal con un mensaje antifascista y antirracista en respuesta a los grupos skins que atacaban a personas de otras etnias. Entre los máximos exponentes e involucrado con las acciones sociales se encuentra MC Chojin, que ya en 1999 publicaba “Mami, el negro está rabioso” o el sencillo “Cara sucia” (2003), en los que plasmaba parte de sus vivencias como español multirracial. Los Chikos del Maíz, otro claro ejemplo de un rap con implicación social sin pudor alguno, destacaron con el tema “Trabajador@s” (2009), considerado como el inicio oficial del rap político en España.2

Estos ejemplos comparten numerosas de las características por las que están siendo juzgados otros raperos: aparecen culpables con nombre propio como Manuel Fraga, Aznar o el Maragall y, por supuesto, mucho humor negro “¿Te emocionó el vuelo de Pedro Duque? A mí el de Carrero Blanco”. ¿Censura? También. En 2010 PP y la Asociación de Víctimas del Terrorismo instigaron al Ayuntamiento de Sevilla a anular un concierto de la agrupación, que finalmente se celebró sin contratiempos y la sentencia fue archivada, aunque Los Chikos del Maíz no se libraron de recibir amenazas de muerte por parte de grupos neonazis.

Y así estamos. Desde hace tiempo algunos artistas se ven obligados a omitir temas en sus conciertos o entrevistas debido a que pueden comprometer futuros contratos.3 Hay quien considera a estos raperos como “unos vendidos”, mientras que otros simplemente consideran la autocensura como el único medio para continuar en la profesión.

“Enaltecimiento al terrorismo, humillación de las víctimas e injurias graves a la corona” son los delitos por los que se ha condenado a Valtònyc y que, como hemos visto, constituyen elementos consustanciales a la historia del rap: humor negro mal entendido y una denuncia política más que legítima. Algunos comediantes y twitteros han sufrido idénticas sanciones. El enigma de por qué unos se ven entre rejas y otros no es lo que más corroe: ¿mala suerte o vendetta a la hora de que te denuncie el vecino del cuarto? Y el tribunal asignado, ¿también influye en el desenlace?

Es llamativo que frases consideradas como ataques a la casa real o ensalzamiento del terrorismo estén vetadas mientras que temas que tratan explícitamente de violar a una joven no provoquen mayor polémica y se queden en un descontento en las redes sociales sin que se lleven a cabo medida alguna. Y eso que la condena por enaltecimiento de la violencia de género también existe, aunque haya sido puesta en marcha rara vez.4

Violé tu piel y tu nobleza los más puro por una noche de placer es un perjurio. Me aproveché de tu inocencia. Disfruté de tu pureza. Te quité lo más valioso. Dios me quiera perdonar.

Te engatusé hasta llevarte a la cama saltando tu virginidad. Sé me que vas a odiar, juro no fue personal [...] 18 primaveras ibas a cumplir. Doncella ahora me arrepiento. Te quité lo más valioso, Dios me quiera perdonar.

“Perjurio” Romeo Santos (2017)

Ante este clima de malestar, Chojin en su reciente “Libertad de expresión” (marzo de 2018) trata la censura y las represalias en el rap:

[…] Las leyes no caen del cielo, caen del parlamento,
Y algunos de los que las han votado ahora están presos,
No sé yo si verán una ofensa en esto,
Yo veo la ofensa en ustedes;
La Gurtel, La Púnica, Lezo... ¡Qué me faltan dedos!
¿Y esos son los que deciden si es legal o no lo que quiera decir el pueblo?
Y ahora los malos de la peli son los raperos,
Los que ponen un tweet o muestran su cabreo en Facebook,
No estaré de acuerdo con Pablo Hasél en muchos textos,
Pero es una vergüenza que pidan cárcel por eso,
No es corporativismo, no nos conocemos,
Él ni habla bien de mí pero lo importante no es eso,
Porque si atacan sus derechos atacan los nuestros,
Y si no los defendemos nos quedaremos sin ellos.”[...]

El tema “Los borbones son unos ladrones” con el que encabezábamos nuestro artículo incentiva esta línea y suma una alianza por parte de la comunidad rapera que no se observa en otros sectores: la presencia de otras lenguas como el valenciano o el catalán –de enorme trayectoria en el mundo del rap– posee el mismo protagonismo que el castellano, creando una unión real de España. Además, su título y numerosas secciones hacen alusión a las letras por las que ha sido condenado Valtònyc a tres años y medio de prisión.

Este grito a la libertad y revolución está protagonizado por Elphomega, Machete en Boca, Frank T –que lidera el vídeo y veterano en el rap de conciencia y político–, Ira, Homes i Dones Llúdriga, La Raíz, Los Chikos del Maíz, Tribade, Def Con Dos, Noult, ZOO, Rapsusklei y Sara Hebe. Juntos han creado un éxito de enorme calidad audiovisual que proporciona la opción de descargarlo de manera benéfica (Pincha aquí). Las redes sociales se han volcado con esta canción y la han difundido incluso políticos militantes de partidos izquierdistas como Alberto Garzón, Gabriel Rufián, Xavier Domènech, Miguel Urbán o Pablo Iglesias.

Pero este afán va más allá de un vídeo viral. Iniciativas como Colectivo de Compañías de Teatro también cita frases por las que han sido acusados los raperos como señal de apoyo y protesta.

[...] Porque vivimos a golpes,
porque apenas si nos dejan quejarnos
de la opresión por frases de arma simbólica
terminando a las rejas una cosa no es simbólica:
La sangre que corre es roja, es mentira la realeza. ¡Es mentira la realeza! [...]

Con estos versos se resume parte del origen del conflicto al que se han enfrentado La insurgencia y Pablo Hasel y que todavía tiene que afrontar Valtònyc: en la actualidad, el uso simbólico de frases comprometedoras dentro del rap político puede conllevar la cárcel en un intento inútil de poner una mordaza.

Ante los hechos que estamos viviendo, ¿qué pasará ahora? Los trece raperos que han realizado esta canción ¿acabarán sentados en la Audiencia Nacional también? Gracias al apoyo de las redes desde el minuto cero, y a que se trata de raperos de largo recorrido, ¿precisamente por eso no habrá ningún tipo de represalia? ¿Por qué han sido únicamente ellos y no otros con más fama los que han llegado hasta esta situación?

Si rapear es delito, chico, no le des al play.
Te vendan los ojitos aquí te roba hasta el Rey,
Dentro de muy poquito, y si sigue así la ley,
habrá más rappers en España presos que en las cárceles de USA.

Ángela S. Vázquez

 

Bibliografia

El Chojín; Reyes, Francisco. 25 años de rimas. Un recorrido por la historia del rap en España. Viceversa Editorial. 2010. Madrid.

Pérez, Fernando J.La Audiencia Nacional inicia el camino para que Valtonyc ingrese en prisión. El País. 20 de marzo de 2018. https://politica.elpais.com/politica/2018/03/20/actualidad/1521556732_260033.html

https://web.archive.org/web/20100412022959/http://www.adn.es/lavida/20100409/NWS-2502-Sevilla-Juez-concierto-suspender-denuncia.html

1 Pérez, Fernando J.La Audiencia Nacional inicia el camino para que Valtonyc ingrese en prisión. El País. 20 de marzo de 2018. https://politica.elpais.com/politica/2018/03/20/actualidad/1521556732_260033.html

2 El Chojín; Reyes, Francisco. 25 años de rimas. Un recorrido por la historia del rap en España. Viceversa Editorial. 2010. Madrid.

3 Declaración anónima de entrevista realizada en 2014 sobre rap conciencia español.