Hey! Darling: PuralegríaEscúchalo en Spotify

No sólo una cara bonita

UN PASTEL BIEN COCINADO
Arctic Monkeys son los chefs de AM

Àlex Fernández Cardenete

ENTREVISTA A JUAN AGUIRRE:
"El 15M nos influyó en lo personal, pero..."

Fernán del Val

¿QUIÉN ES BEYONCÉ?
La cantante publica su LP más personal

Àlex Fernández

Puralegría. Hey! Darling. 2015. Producido por Pablo Delgado en Manufacturas Sonoras, Madrid.

En ocasiones, cuando uno cree que la música actual se ha ido definitivamente a pique y que nadie es capaz de crear nada original que tenga un mínimo de validez, aparece por casualidad en tu vida un disco que te devuelve un poco de esa esperanza perdida, como una suerte de destello de creatividad. Es el caso de Puralegría, el trabajo más reciente del conjunto madrileño Hey! Darling.

Siempre me ha resultado llamativo cómo la presentación de los discos, el diseño de los libretos y las carátulas, las serigrafías y demás detalles visuales se pasan por alto en críticas de grabaciones cuando es un elemento de gran importancia al constituir el primer punto de encuentro entre producto y consumidor, y debería ir en consonancia con el carácter general del disco. En Puralegría sorprende desde el principio su packaging, discreto pero cuidado hasta el extremo, con una preciosa serigrafía y un pequeño libreto en el que figuran las letras de las canciones, todo ello en una funda de cartón de alegres colores precintada en su embalaje de plástico termoretráctil. Sobresaliente.

Pero Puralegría no es sólo una cara bonita; la música sigue siendo la protagonista y los chicos de Hey! Darling nos traen seis temas caracterizados por una frescura propia de la creatividad juvenil, con una candidez al estilo London Grammar y unas letras en las por momentos rezuma la inocencia del amor adolescente, el ansia de libertad, las ilusiones y la luz. Los arreglos, sencillos en apariencia aunque de cuidada elaboración, dejan entrever ecos de algunos representantes del indie español como Supersubmarina, Sidonie o Izal. Me gustan especialmente los delicados detalles vocales en temas como “Descubierto” o “Perfecto”, en los que voz masculina y femenina cantan al unísono en diferentes planos aportando una gran profundidad al resultado.

No estamos ante una maqueta de simples aficionados. Hay calidad en cada uno de los temas, hay frescura musical en las composiciones, hay ingenio en el gran trabajo de arreglos e instrumentación, y lo más importante, hay músicos jóvenes y creativos con buenas ideas que además evolucionan de forma intensa e interesante en la búsqueda de un sonido propio. Su anterior trabajo, el EP I Love My Dog (2012), ya exhibe una intención de individualidad, aunque también presenta una estructura menos cuidada e inmadura. Sus letras son menos elaboradas y su música deambula todavía por algunos lugares comunes sin encontrar del todo su carácter. Como excepción, quizá “Una noche interminable” sea el presagio de lo que vendrá en Puralegría, de su sonido más íntimo y de su mucho más marcada personalidad dentro de esa inocencia que los caracteriza.

Si tuviera que definir Puralegría con una única palabra hablaríamos de contraste: atmósferas etéreas contra ritmos fuertes y percusiones contundentes, voces lejanas cargadas de reverb contra fragmentos secos, casi susurrados al oído. Pese a mi entusiasmo, siempre hay algún aspecto mejorable. Desde mi perspectiva el disco pierde fuerza a medida que avanzan sus temas debido al orden en que se presentan. Habría preferido una colocación en la que los temas más íntimos se encontrasen en las posiciones centrales, dejando las extremas para aquellos que exhiben una mayor energía, unos ritmos más potentes o unos arreglos más densos. Esto no impide que el oyente disfrute de un trabajo fresco, novedoso y agradable que te atrapa lentamente en su atmósfera y te envuelve en su halo de mágica energía y suave languidez. En definitiva, un disco muy recomendable.

Álvaro Menéndez Granda

Fotografía: Talents United.

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Flickr ¡Suscríbete! Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!