El jazz no es solo música

Jazz en imágenes en Ediciones Taschen

ANDREAS PRITTWITZ
“Todos estamos deseando romper el...”

Mario Muñoz Carrasco

...Y EL JAZZ LO CAMBIÓ TODO
Guía universal del jazz (y sus curiosas...)

Ana M. del Valle Collado

EL CREPÚSCULO DEL POETA DEL JAZZ
En el último rincón de Bill Evans

Juan Carlos Justiniano López

Jazz Covers, Joaquim Paulo y Julius Wiedemann, Editorial Taschen (2012), ISBN: 978-3-8365-2407-0

Jazzlife, William Claxton y Joachim E. Berendt, Editorial Taschen (2010), ISBN: 978-3-8365-2316-5

Lejos de opiniones como la del director de orquesta Thomas Beecham, quien definió al jazz como “una adulteración de los nobles instrumentos de metal mediante el uso de sordinas, sombreros, gorras, en todos los recovecos, agujeros y esquinas”, a lo largo de sus muchos años de existencia el jazz ha sabido mostrarse no solo como un estilo de música, sino también como un estilo de vida. Musicianers y routiners, es decir, aquellos que eran capaces de leer partituras y los que tocaban de oído, supieron convivir y valorarse mutuamente pero, sin duda, en detrimento de los primeros resulta innegable el papel fundamental de la improvisación. Sartre dijo en una ocasión: “El jazz es como los plátanos, hay que consumirlo sobre el terreno”, una afirmación que nos resulta hoy en día bastante extraña desde los criterios comerciales actuales pero que no deja de tener su parte de razón: el jazz se vive y se crea en directo. ¿Y qué nos queda a nosotros, aquellos que no pudimos asistir a los conciertos más legendarios? Los discos, las magníficas grabaciones en vinilo, míticas como aquel Birth of the Cool de Miles Davis, y las fotografías. Para cubrir estos vacíos encontramos dos magníficos libros de Taschen: Jazzlife y Jazz Covers.

Con una magnífica presentación en tapa dura y la adición de un cd, Jazzlife hace honor al lema de Taschen: “Rich books for poor times”. Fruto del viaje que el fotógrafo William Claxton y el musicólogo alemán Joachim Berendt –cuya magnífica colección de libros, discos y otros documentos sobre jazz se puede consultar en el Jazzinstitut de Darmstadt– realizaron a lo largo y ancho de los EE.UU. en 1960, surge este libro que no solo recupera la fantástica colección de fotografías realizadas, sino también grabaciones tanto de músicos consagrados como callejeros. Deambulando por sus más de quinientas páginas podemos encontrar impresionantes instantáneas en fantástica calidad y formato que nos transportan a una época y momento míticos en la historia del jazz. Acompañando las imágenes aparecen los textos de ambos, Claxton y Berendt, en edición trilingüe en alemán, francés e inglés, complemento perfecto a un viaje apasionante a través de los EE.UU. y su música.

El propio William Claxton comenzó su carrera como fotógrafo para carátulas de discos de jazz para importantes figuras como Chet Baker, Charlie Parker, Duke Ellington, Dizzy Gillespie o Billie Holiday, y es que no debemos olvidar la importancia de las grabaciones. Los álbumes atesorados con cariño en colecciones de padres a hijos y objeto de la codicia de los coleccionistas también han jugado un papel muy importante en el desarrollo y difusión del jazz. Para aquellos que no pudimos adquirir este o aquel vinilo presenta Taschen Jazz Covers, una colección de todas aquellas portadas de Lps de jazz desde 1940 hasta 1990. Y de nuevo en una preciosa edición de dos volúmenes en tapa dura en un estuche que imita, tanto en formato como en diseño, un grupo de vinilos. A las numerosísimas imágenes de cubiertas debemos unirle el hecho de que cada una esté acompañada de información además de entrevistas –en español, italiano y portugués– a personalidades legendarias del jazz como Rudy Van Gelder (ingeniero de sonido que grabó para muchas discográficas, como Blue Note, Impulse! y Prestige), Creed Taylor (fundador de varios sellos y uno de los mejores productores de jazz de todos los tiempos, recordado también por llevar la bossa nova a los EE. UU. y de su fusión con el jazz), Michael Cuscuna (productor de la discográfica de jazz Blue Note Records y prestigioso investigador, es el responsable de algunas de las reediciones más relevantes), Bob Ciano (diseñador del sello CTI, fundado en los años setenta por Creed Taylor, y uno de los diseñadores de cubiertas más importantes), Fred Cohen (propietario de la tienda especializada Jazz Record Center de Nueva York y poseedor de un conocimiento prácticamente enciclopédico de la música jazz), y, por último, Ashley Kahn (escritor, crítico y periodista de jazz entre cuyos libros se encuentran A Love Supreme, Kind of Blue, y The House That Trane Built).

Dos libros complementarios, absolutamente estimulantes con los que soñar y dejarse llevar… ¿Preparados para disfrutar?

Ana M. del Valle Collado

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Flickr ¡Suscríbete! Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!