¿Qué escuchar en el Mad Cool 2020?

¿Qué escuchar en el Mad Cool 2020?

Revisión (personal) de los artistas confirmados para la quinta edición del festival urbano

Espacio Mad Cool/ Valdebebas – Ifema. Del 8 al 11 de julio.

 

El Mad Cool ha sido nominado por la revista New Music Express para el premio al “Mejor festival del mundo”, por el que compite con festivales de la talla de Coachella. ¿Qué lo ha llevado a situarse en tan pocos años a la altura de los festivales más asentados? ¿Por qué merece la pena esta nueva edición del festival?
En los últimos años, el Mad Cool, al que pronto se le quedó pequeño su espacio en la Caja Mágica al superar los cien mil asistentes en su primera edición, ha reunido en Madrid a algunos de los nombres más interesantes del actual panorama nacional e internacional. La primera edición llevó a sus escenarios a artistas tan dispares como Neil Young, Die Antwoord o Flume, junto con establecidas bandas como The Who o The Progidy y proyectos nacionales, entre ellos los inquietos Fuel Fandango (que repetirían en ediciones posteriores), Carmen Boza o Los vinagres. En su segunda edición, el cartel se llenó de grandes nombres: Foo Fighters, Green Day, Foals, Alt-J, Cage the Elephant (estos tres últimos repiten este año), Wilco, M.I.A, The Lumineers, Kiasmos o Moderat. En años posteriores el festival ha contado con Pearl Jam, Artic Monkeys, Depeche Mode, Tame Impala, Nine Inch Nails, Dua Lipa, Toundra, MGMT, The National, Rosalía, Pixies, Vince Staples, The Cure o los jóvenes Black MIDI. En esta edición, además de sus siete escenarios, el festival contará con The Loop, un espacio centrado en la electrónica, al que también acudirán nombres relevantes.
Con más de 100 artistas confirmados, sería imposible hablar de lo que cada uno de ellos tiene que ofrecer. Pero entre los muchos nombres destacan unos cuantos, bien por su bagaje, bien por su proyección o por el gusto de quien escribe.

Día 8
Con un nombre como el de Taylor Swift para abrir el día, muchos no necesitarán más argumentos a favor de esta primera jornada de festival. Entre los artistas con los que comparte cartel se encuentran los también asentados Placebo, Wolf Alice (rock alternativo) y Twenty One Pilots, que suman el hip-hop a una amalgama de estilos en la que aparecen rock, pop y electrónica.

Este primer día contará también con la presencia del proyecto nacional Hinds. Esta banda de indie rock, formada en Madrid en 2011, saltó desde Band Camp a los medios internacionales, y recibió elogios de Pitchfork, New Music Express o The Guardian. Desde 2014 han sido cabeza de cartel en conciertos alrededor de todo el mundo. Su primer álbum, Leave Me Alone, demostró el peso de diversas influencias del indie pop como el twee-pop de los 90 o el sonido de Mac de Marco. Su segundo álbum, I Don´t Run, cuenta con la participación de Gordon Raphael, productor de The Strokes. Con un estilo sencillo y ligero, Hinds nos devuelven a un indie menos cuidado, con producción de baja fidelidad y cierto frescor que nace de su sonido despreocupado.

El espacio The Loop estará centrado en el rap nacional esta primera noche, con la presencia de SFDK, Natos y Waor, Hard GZ y Santa Salut.

Día 9
En esta segunda jornada contamos con algunos nombres importantes en la escena del pop. La joven Bille Eillish debutó el año pasado con su primer LP When we all fall asleep, where do we go?, en el que contó con la producción de su hermano. En el álbum, Eillish demuestra la influencia que el indie pop de los 2000 y artistas como Kanye West o James Blake (quien colabora en el álbum) han tenido sobre ella, pero también captura influencias de Leonard Cohen y otros cantautores norteamericanos. En definitiva, Billie Eillish genera un sonido que, sin salirse del pop, consigue diferenciarse del de otros productos: la voz susurrante y producida, los bajos propios de la electrónica, la producción cercana en ocasiones al techno, el hip hop y el acid, la irreverencia que muestra en sus videoclips y la atmósfera oscura y atrevida que genera el álbum constituyen la primera declaración de intenciones de esta joven californiana.

Además de la presencia de Eillish, en esta noche de festival estará Charlie XCX, que publicó el año pasado Charlie tras tiempo de silencio. En el LP experimenta con las formas habituales del pop, forzando sus límites hacia un sonido futurista que comienza a determinar las nuevas tendencias del género. La nostalgia por el pop de los 80, 90 y 2000, los recursos de producción y la asimilación de los géneros de moda son los elementos que determinan la vuelta de la británica. Charlie consigue amalgamar sonidos del synth pop, del rap y de la electrónica más industrial y asimilarlos en un álbum que promete abrir nuevos caminos en el sonido del pop.

En uno de los días más repletos del festival, pasarán también por los escenarios Anderson .Paak & The Free Nationals. En los últimos años, Anderson .Paak ha demostrado ser uno de los artistas más versátiles del panorama del hip hop mainstream. A lo largo de sus últimos álbumes el rapero ha combinado influencias del pop, el jazz rap, el funk, el soul y el R&B y ha colaborado con artistas como Snoop Dog, Kendrick Lamar, Pusha-T o Dr. Dre. La instrumentación de sus temas es a menudo compleja, desplegando una interesante producción, a la que se suma el acompañamiento de The Free Nationals, que intensifica el componente R&B y soul.

Junto con estos artistas, tampoco se puede olvidar la presencia de Foals y Cage the Elephant, asentadas bandas de indie rock o Hobo Johnson & The Lovemakers, que presentan una fusión de folk, spoken-word, hip hop, rock y pop.
Por The Loop pasarán Four Tet, Peggy Gou, Floating Points, Octo Octa y CCL. Four Tet ha hecho de todo: colaboraciones con Burial, con Thom Yorke (Radiohead), una versión de remixes del aclamado álbum de hip hop Madvillainy, ha mezclado jazz (y girado con Steve Reid, baterista del género), folk, Aphex Twin… En marzo de este año salió a la venta un nuevo álbum del londinense, Sixteen Oceans, que sigue una larga lista, en el que continúa explorando las posibilidades de los instrumentos acústicos como parte del discurso electrónico: clave, flauta, harpa o campanas conviven con un lenguaje propio tanto de la electrónica de baile como de la IDM, en una atmósfera en la que lo bello y amable es siempre lo más relevante. Four Tet es uno de esos artistas de electrónica que se atreven a experimentar y alejarse de la estética de baile y clubes, y no es el único de esas características que pasará por The Loop en esta jornada, que también contará con la presencia de Floating Points (con quien también ha colaborado Four Tet). Tras años produciendo principalmente música de baile, surgida de la escena inglesa, Floating Points, de formación, neurólogo, se dio a conocer como telonero de The XX, para los que hacía un show principalmente experimental. Tras el camino hacia lo experimental, Floating Points sacó Crush en 2019, que representó una vuelta a las influencias de la electrónica de club y la IDM, pero con el bagaje de la experimentación que llevó a cabo en Elania y junto con The XX sobre la espalda. Además de estos dos ingleses, el resto de nombres en The Loop también despiertan interés: Octo Octa es una artista norteamericana centrada en el house, al que se aproxima con emotividad; la surcoreana Peggy Gou es uno de los nombres más relevantes de la electrónica de los últimos años y CCL, dúo de productoras de Seattle, explora una gran variedad de sonidos y juegos con el tempo que configuran una singular y divertida experiencia en la sala, desafiando las expectativas de su público.

Día 10
La presencia de Mumford & Sons, sumada a la de nombres como Royal Blood (banda británica cercana al blues-rock), determina una jornada próxima al folk y el rock de impronta tradicional.
Como cabeza de cartel, además de los ya mencionados, esta jornada de festival cuenta con Alt-J. Desde su debut en 2012 con An Awesome Wave, con el que se colaron en varias listas de éxitos europeas y ganaron el Premio Mercury al mejor álbum del Reino Unido, Alt-J ha estado presente en múltiples festivales y lanzado dos LP más al mercado (It’s All Yours y Relaxer). La banda lleva a cabo un cuidadoso directo donde las luces, el sonido y la estética de los casi invisibles músicos tienen la capacidad de generar sensación de intimidad en un estadio lleno, introduciéndonos de manera inevitable en su universo sonoro, en el que pasaremos por atmósferas tan distintas como las de «Taro» o «In Cold Blood».

Entre otros artistas, la presencia de Nina Kraviz, Paula Temple y Stephan Bodzin, nombres fuertes de la escena dance y techno, asegura que esta sesión de The Loop merecerá una visita. Bodzin es uno de los más asentados embajadores del techno alemán, Nina Kraviz trabaja con sonidos cercanos al disco, al house y al acid y Paula Temple despliega una gama de sonidos/ruidos que se acumulan capa tras capa en algunas de las sesiones más intensas que el panorama tiene que ofrecer. En contraste con ellos, Tycho, centrado en el ambient, pasará también por el escenario en esta jornada.

Día 11
En este último día, a mi entender algo menos completo que los anteriores, pasarán por los escenarios bandas con largos recorridos como Faith No More, grupo estadounidense de metal alternativo, o Pixies, pioneros del rock alternativo desde 1986 que tras un largo hiato recuperaron su actividad 2004. Junto con Faith No More, a la cabeza del cartel está Kings of Leon, otra banda norteamericana centrada en el indie rock, cuyo sonido se ha ido suavizando desde su debut en 1999, más orientado al hard rock. En contraste con estas bandas, estarán artistas como Khalid o Kali Uchis, ambos más orientados al R&B y al soul y con carreras menos longevas.

En The Loop se encuentran los artistas más interesantes del día, con la presencia de Modeskeletor y Anna. Modeskeletor es un dúo alemán de electrónica que surgió de la escena underground de las raves y el house del Berlín de los 90. Tras la caída del muro y durante la reconstrucción de la ciudad, Berlín se convirtió en el epicentro de la electrónica y el techno europeo con celebraciones como el Loveparade, que entre 1989 y 1996 pasó de 150 asistentes a 1.750.000. El dúo está centrado en la IDM y ha realizado colaboraciones con artistas como Thom Yorke (Radiohead) o Siriusmo, siendo su colaboración más conocida Moderat, la suma de Modeskeletor y Apparat, otro artista alemán que a lo largo de su carrera ha oscilado entre el techno, la IDM y el ambient. El trío se ha convertido en una de las agrupaciones más celebradas de la escena electrónica. La brasileña Anna, asentada en España, es un nombre cada vez más relevante dentro del techno: con una gran técnica que demuestra en sus virtuosos sets con vinilos, sus sesiones son enérgicas y cautivantes.

A lo largo de estos cuatro días pasarán por el espacio de Ifema algunos de los artistas más relevantes del pop, el hip hop de influencia soul, el rock alternativo y el R&B, mientras que en The Loop estarán algunos grandes nombres del techno y la IDM. La selección muestra nuevas tendencias musicales y permite advertir la dirección en la que evoluciona el mainstream, con una capacidad cada vez mayor de absorber recursos de prácticamente todos los géneros y una mayor tendencia hacia lo oscuro y lo electrónico.

Livia Camprubí Bueno

Publicado en abril 2020

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies