Samson et Dalila en el Palau

Encuentro con la música francesa del siglo XIX

FAUST, REVISITÉ
La impronta de Goethe en la "leyenda..."

Alejandra Spagnuolo

SERSE & CO
Juegos de imágenes: especulaciones...

Pablo Tejedor Gutiérrez

AHORA TODO ES VIOLETA
Ángel González García, in memoriam

Cristina Aguilar

Samson et Dalila, Camille Saint-Saëns. Gregory Kunde, Samson; Varduhi Abrahamyan, Dalila; André Heyboer, sumo sacerdote. Roberto Abbado (dir. musical), Carlus Padrissa (dir. escena). Producción: Teatro dell’Opera di Roma. Palau de les Arts Reina Sofia. 12, 14, 17, 20 y 23 enero de 2016.

Hacía más de diez temporadas que el Palau de les Arts Reina Sofía se reservaba para estrenar una de las óperas más amplias y dramáticas del compositor francés Camille Saint-Saëns. Y es que, después de disfrutar de Norma, Nabucco, La traviata y un largo etcétera, hacía falta otra obra con la magia de Samson et Dalila, que ha hecho perdurar a su compositor en la memoria de todos los que amamos el género operístico.

En un escenario ambientado en Palestina viviremos un terrible conflicto entre filisteos e israelitas. Samson, juez de Israel, asesina al sátrapa Abimélech en el templo como respuesta a las vejaciones de la dominación filistea; y el sumo sacerdote, viendo el cuerpo inerte del sátrapa, le pide a la sacerdotisa Dalila que seduzca a Samson y averigüe dónde reside su descomunal fuerza. Justo aquí nos encontramos en el culmen de la obra, donde Saint-Saëns recurre a un aria rebosante de sensualidad: “Mon cœur s’ouvre à ta voix. Nuestra protagonista descubre cuál es el punto débil de Samson, pero nos reservamos el final de la obra para que el público del Palau de les Arts se sorprenda y quede maravillado con la calidad musical de esta ópera.

La primera intención de Saint-Saëns fue hacer un oratorio sobre este tema bíblico (siguiendo la vía marcada por Handel o Mendelssohn); pero su libretista, F. Lemaire, convencido del potencial que tenía dicho argumento, le persuadió para hacer una versión teatral sobre este episodio del Libro de los jueces. La idea de estrenar una ópera de temática bíblica no acabó de convencer al público francés, por eso Saint-Säens viajó hasta la cumbre musical de Weimar para que un padrino de la talla de F. Liszt se la estrenara y le consiguiera el prestigio que se merecía. Y así, basándose en pasajes de la historia sagrada acompañados de sonidos exóticos, nació la ópera cuyo título sigue presente en todos los escenarios del mundo.

En esta ocasión, la representación estará guiada por el director musical del Palau de les Arts, Roberto Abbado, amante de la música moderna y contemporánea. Su dirección se caracteriza por la pasión y frescura que transmite en el desarrollo del discurso musical, captando la atención del público en cada fraseo o cambio de dinámica.

Abbado trabajará conjuntamente con Carlus Padrissa para el montaje de Samson et Dalila. Carlus es uno de los directores artísticos de La Fura dels Baus, compañía de teatro entre las más prestigiosas del panorama escénico español, incluyendo su importante bagaje operístico. Con esta escenografía tan singular que introduce espacios industriales e instalaciones electrónicas, la Fura busca interactuar con el público y mostrarle otro tipo de lenguaje interpretativo que no deja indiferente a nadie. Tanto es así, que su trabajo en la ópera ha provocado la crítica de los defensores del clasicismo al que estamos acostumbrados.

Para el papel protagonista de líder de los filisteos contamos con la presencia de Gregory Kunde, cuya elegante voz de tenor dará vida a las melodías desgarradoras e imponentes que Saint-Säens reservó para Samson. Desde su debut como Nadir en Les pêcheurs des perles de Bizet, la crítica le ha considerado “una joven estrella ascendente”, pues ha aparecido con asiduidad en los teatros y auditorios más notables del mundo. Aclamado por sus interpretaciones de roles del bel canto italiano y francés, también es reconocido por sus papeles dramáticos verdianos, de los cuales podrá servirse para interpretar pasajes de Samson et Dalila como el “Vois ma misère, hélas!”. La sacerdotisa que intentará seducir a Samson con su voz de contralto no es otra que la cantante armenia Varduhi Abra Hamyan. Con una voz arrolladora y bien proyectada, nos sorprenderá en el siempre difícil reto de interpretar a Dalila, cuya fuerza tendrá que combinar con su parte más sensible y sensual. Y terminando con el elenco de actores protagonistas, para el papel de sumo sacerdote contamos con la inestimable presencia de André Heyboer. Este barítono comenzó sus estudios de canto a los 11 años; más adelante se especializó en música del Renacimiento y en el Barroco italiano, francés y alemán. Su papel en la ópera demanda una interpretación con personalidad y una voz bellamente timbrada que sin duda Heyboer desarrollará a la perfección.

La ópera de Samson et Dalila se estrenará en la temporada 2015-2016, y estará en escena los días 12, 14, 17, 20 y 23 de enero en el Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia, recién reparado y luciendo de nuevo un trencadís para aguardar representaciones tan aclamadas como Aida de Verdi e Idomeneo de Mozart.

Quién sabe si Camille Saint-Saëns podría haber imaginado en algún momento que lo que inicialmente iba a ser un oratorio se convertiría en una ópera y en su obra más representada a lo largo de los años. Lo que está claro es que este tipo de cambios inesperados en una composición ocurren por alguna razón que la lógica desconoce y que nosotros, como público consumidor de buena música, agradeceremos eternamente.

Shakira Ventura Quintana

Fotografía: Palau de les Arts.

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Flickr ¡Suscríbete! Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!