Escúchalo en SpotifyLos sonidos que querían ser extraños

Presentación de It's Alive!! de Sala & The Strange Sounds en Madrid

ENTREVISTA A XOEL LÓPEZ
"Atlántico es mi disco más..."

Fernán del Val y Cristina Aguilar

THE CHINESE BIRDWATCHERS
Lo prometedor del trabajo bien hecho

Jaime Alonso

Sala & The Strange Sounds, presentación de su LP It s Alive!! (2012) + La Casa del Árbol en Madrid, Sala El Sol, 26 de mayo de 2012.

No hace falta ir a un directo de cualquier gran artista consagrado para saber qué es lo que se va a presenciar desde el minuto uno hasta el ciento ochenta. En esos casos la emoción queda muy por encima de la sorpresa y las expectativas tienen un margen de error mínimo gracias a años de críticas parecidas. Conciertos como el de Sala & The Strange Sounds y La Casa del Árbol en la Sala El Sol, en cambio, quedan más abiertos al asombro y por qué no a la emoción también ante lo que pueda uno encontrar en dos jóvenes bandas afincadas en Madrid con un primer LP recién estrenado o en proceso de grabación.

Abrió el concierto La Casa del Árbol, que ya desde su nombre y la estética que pasea evoca escenas campestres de las de filtros amarillos, luces tamizadas y atmósferas cálidas. Articulan un folk amable con letras en castellano, enérgico y delicado a la vez, que incluso podría sonar en un disco de madera para que el encanto quedase intacto. Durante el concierto, el vocalista, Josh Díaz –integrante también de Hola A Todo El Mundo–, anunció la noticia de la próxima grabación de lo que será su primer álbum, así como la destacada presencia del baterista de Standstill, Ricky Lavado, en el directo de la banda. ‘Mantendremos a oscuras la ilusión, no despertéis a los osos’.

Sala & The Strange Sounds pusieron el contrapunto al discurso ordenado, sereno y discreto de La Casa del Árbol. Es evidente que han recorrido muchos locales y festivales por la complicidad y la soltura con que se desenvuelven en escena pero ha sido ahora cuando han podido presentar por fin su flamante It’s Alive!! (2012) en El Sol después del EP The Man Who Killed Sam Wilson (2010) que ya avanzaba cuatro temas que aparecen en el largo. ‘Figuring out what you wanted to do, it was all right there just waiting for you’.

El interés de la banda liderada por Sala Elassir (voz principal y guitarra) y Kjetil Hallre (batería) reside en aparecer con una suerte de portfolio de canciones muy dispares bajo el brazo que muestra su variedad de influencias. Hay retazos de punk en “Creature, Creature”, soplos de new wave en “No Way”, abrazan la psicodelia en “Affectology”, el pop colorista en “Oh Vivianne” y así… A pesar de la variedad en los temas, el público no hizo distinción entre unos y otros manteniendo la misma actitud durante todo el concierto. Cuesta creer que en canciones como “Let Me Down” no amainara una euforia en ocasiones desmesurada. ‘With a playful smile he blew at me and knocked me out right to the sea’.

Hacia el final del concierto Sala & The Strange Sounds se atrevieron con el “London Calling” de The Clash y cerraron la primera parte del set con el primer corte de su disco “No Way”, mucho más potente y mejor interpretado que la versión que vendría del “Girls and Boys” de Blur en los bises. Para entonces, la banda ya había repartido entre el público un saco lleno de maracas y kazoos para despedirse con “Margot”. ‘And then you see her at the show just dancing in the crowd below’.

Su personalidad musical parece estar articulada en torno a la diversidad de influencias. No queda del todo claro si esa variedad responde al proceso de búsqueda de un sonido o si precisamente el suyo propio habita en la pluralidad. Al menos de momento, los sonidos de Sala no parecen tan strange como eclectic. ‘So forget that we’ re as different as can be, settle down and find a way, move along so you can stay for a while’.

Lucía Fdz. de Arellano Juan

     
     
Persíguenos en Facebook Persíguenos en Twitter Visítanos en Flickr ¡Suscríbete! Canal de YouTube Spotify ¡Suscríbete!