Ensayo
Ensayo
Ensayo

Si hay pop no hay stopEscúchalo en Spotify

Reflexiones sobre el término pop

Aunque del término pop haya derivado una multitud de nuevos conceptos, y lo popular abarque un espectro mucho más amplio y rico de lo que pueda parecer, al final la terminología se ha limitado a ponerle el sencillo calificativo de “pop comercial” o “pop moderno”. A ellos se añaden una multitud de epítetos: música pop, espíritu pop, energía pop, pasión pop, discos pop, vídeo pop, éxito pop, arte pop, sencillos pop, público pop, oyente pop, radio pop, mercado pop, listas pop, fans pop, entre otros.1 También existen denominaciones construidas en forma de sintagmas verbales como vender pop, o que adjetivan a topónimos –quién no escuchado decir la California pop o el Madrid pop; es como “el Madrid de los Austrias”, algo intrínseco al lugar en cuestión–. Otra etiqueta que nos evoca el mundo pop es el nombre de pila del conocido cantante Iggy Pop, el artista de las mil caras, si bien algunas de sus fotografías no le hagan gracia ni al mismísimo Iggy (“no fun”). Sólo algunos académicos como Javier Blánquez2 han establecido el término mainstream en lugar de pop; otros como Lloyd3 recurren al adjetivo broadside,e incluso Blánquez et al. llegan a utilizar el término “popera”. Ante todas estas acepciones, me pregunto: ¿a qué se debe este uso tan trillado del término pop?

Los continuos cambios en la música popular de moda –una de las acepciones del término mainstream, junto con la que se refiere concretamente al pop comercial– han dado lugar a taxonomías difusas las cuales, a su vez, se retroalimentan con la pretensión de ocupar lo cimero, lo más alto, en el ámbito de la industria musical. ¿Qué debo entender cuando escucho o leo el concepto de música pop/rock, o, más concretamente, el de una canción pop/rock? Me encuentro, en definitiva, con una de las tantas ambivalencias o categorías difusas que me impide saber qué estoy escuchando realmente. Ante la mezcla de géneros musicales en este batiburrillo poprock, Holt aboga por el estudio del término groove, considerado como un esquema válido para cualquier mezcla, y como paradigma para que los músicos de diferentes géneros expresen rasgos individuales, así como para las prácticas de remezcla (remix) en la música contemporánea. Parto de la base de que el groove viene a ser algo así como una sensación intuitiva surgida de una serie bien definida de patrones rítmicos, los cuales ponen al receptor en movimiento y que literalmente le hacen “comerse” la pista de baile. Holt se refiere al concepto de groove4 como ritmo y como herramienta esencial para analizar la formación de géneros, su mezcla y transformación en el contexto de procesos culturales más amplios. Opino, en consecuencia, que el groove podría llegar a considerarse un continuum creado por la composición de la canción y ésta, a su vez, se convertiría en una estructura que encuentra su expresión fenoménica en la pista de baile. Nuestra percepción da paso a un estímulo (área de la mente) que nos incita a bailar (área del cuerpo) en la pista de baile (área del mundo externo). Para ilustrar este enfoque utilizo el estribillo de “Into the Groove”, uno de los temas musicales del álbum Like a Virgin (1984) de la artista Madonna:

           Get into the Groove
              Boy, you’got to prove
              Your love to me

El estribillo, que incluye una isotopía (love), la cual nos permite inferir de qué trata el texto musical, genera en el receptor un estímulo que trae consecuencias; no creo que Madonna nos esté insinuando simplemente el hecho de seguir un ritmo determinado.

Más allá del ámbito estrictamente musical –que es el que hemos intentado explicar con otros vocablos como groove–, el término pop también ha servido de inspiración a artistas como Andy Warhol, que en la década de los 60 destacó como exponente de la cultura pop y llegó a ser una estrella de este movimiento. Hablamos del pop-art o pop’art, condensación de popular art –enunciado por primera vez por los estudiosos británicos Leslie Fiedler y Peter Reyner Banham–5, que abarcaría el repertorio de imágenes populares integrado por carteles y anuncios publicitarios, por el cómic, el cine y la televisión, es decir, por el repertorio imaginativo que, como ocurre con la música popular, degustan y consumen las masas.

En mi vida el pop está relacionado con funciones muy básicas y repetitivas como proporcionar un ritmo para bailar, una banda sonora para leer, trabajar o viajar, una música de fondo para conversar, abrazar a alguien o amar una y otra vez. Las múltiples voces del epíteto pop no hacen sino redundar en el hecho de que es un referente cultural y social así como un símbolo de autenticidad para muchos artistas. Para aquellos que denostan todo lo que sea pop por considerarlo trivial, convendría preguntarles si no hay al menos un momento de sus vidas en que no puedan relacionarlo con la música. Ahí es donde lo popular adquiere su verdadera significación.

Alexis Martel Robaina

1 Aceptación pop, experiencia pop, grupo pop, cultura pop, capital pop, discurso pop, concepto pop, mitología pop, números pop, atracción pop, efectividad pop, compositor pop, escritores pop, intérpretes pop, cantantes pop, solistas pop, voces pop, mundo pop, universo pop, maquinaria pop, producciones pop, escena pop, campo pop, técnicas pop, giras pop, generación pop, adolescentes pop, texto pop, crónica pop, cariz pop, arquetipos pop, emisor pop, minimalismo pop, ortodoxia pop, accesibilidad pop, miniaturas pop, vocación pop, caudal pop, etc.

2 BLÁNQUEZ, Javier et al. Teen Spirit. De viaje por el pop independiente. Barcelona: Grupo Editorial Random House Mondadori, S.L. 2004. pp. 15-16 [Trad. española de Juan Manuel Freire].

3 LLOYD, Albert Lancaster. Folk Song in England. London: Panther Arts. 1969. pp. 154-155.

4 Holt (ibid., pág.  139) parte del concepto de ritmo como un todo formado por patrones de ritmo y melodía sostenidos de forma regular e interconectados que se organizan alrededor de un compás de baile, y considera el ritmo musical como pieza fundamental de muchas tradiciones populares y vernáculas. El concepto inclusivo de ritmo que aporta Holt representa una forma de comprender la música popular como terreno práctico de hacer música que se relaciona entre sí, y también con sus raíces en el folk o en las tradiciones vernáculas.

5 BANHAM, Reyner. “Industrial Design and Popular Art”. En: Industrial Magazine. Marzo.1960. [Consulta: 23 de agosto de 2014] <http://dcrit.sva.edu/wpcontent/uploads/1960/03/banham_industrialdesign.pdf>

Vinyl groove macro, fotografía de Shane Gavin

Publicado en noviembre 2014

Autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies