Crítica
Crítica
Crítica

El Quijote y la música

Cervantes y la locura

Obras de Luys de Milán, Gabriel Mena, Cesare Negri, José Marín, Juan Arañés, Gabriel Bataillé, Luys de Narváez, Alonso Mudarra, Gaspar Sanz, Santiago de Murcia, Henry du Bailly, Magistro Rofino, Mateo Romero […]. Delia Agúndez (voz), Robert Cases (vihuela y guitarra renacentista), Pau Ballester (percusión) y Carles Magraner (viola da gamba). Auditorio de la diputación de Alicante, 16 de abril de 2016.

2016 está siendo un año protagonizado en el mundo de la cultura por Cervantes, del que se cumplen 400 años de su muerte. Esta efeméride está provocando una gran cantidad de actividades, como pueden ser las exposiciones especiales en la Biblioteca Nacional o conciertos en los cuales Cervantes está presente de un modo u otro. La música no podía quedar fuera de estas celebraciones.

En este caso concreto, una selección de cuatro músicos de la Capella de Ministrers utilizó como excusa esta fecha para contextualizar el concierto ofrecido el pasado sábado 16 de abril en la sala de cámara del ADDA de Alicante, donde se interpretó un recital de obras que tuvieron como hilo conductor la cita o mención de ellas por parte de Cervantes a lo largo de toda su obra. De esta manera, el concierto quedó dividido en cuatro secciones (Prólogo al oyente, primera parte, segunda parte y epílogo), y dentro de cada una de ellas series de folias, romances, seguidillas o jotas levantaron los aplausos del público.

Todos los músicos, y especialmente los musicólogos y estudiantes de musicología, sabemos lo complicado que puede llegar a ser conseguir una interpretación que tenga un alto grado de rigor histórico. Esto puede llegar a ser verdaderamente imposible si hablamos de conseguir las partes instrumentales que suponemos que acompañarían a las voces que interpretaban las obras, pues la gran mayoría ni se escribían. En este caso, Magraner y su grupo nos muestran su trabajo realizado sobre obras de compositores del Renacimiento y Barroco, en su mayoría españoles, las cuales más allá de su grado historicista (de algunas solo conservamos la parte de voz, siendo el acompañamiento instrumental una composición de hoy día), fueron interpretadas de manera muy correcta.

Cabe mencionar, por una parte, la doble interpretación –tanto dentro de programa como de regalo al final de concierto– de la folía Yo soy la locura de Henry Du Bailly, muy apropiada en el repertorio por su relación con don Quijote de la Mancha, y perfectamente contextualizada en el bis gracias a las palabras de Magraner. De la misma manera, despuntó la pieza instrumental Jotas de Santiago de Murcia, enormemente ovacionada. Por último, destaco la cálida voz y personalidad, llegando al descaro cuando el texto de la obra lo requería, de la soprano Delia Agúndez, que agradó al público especialmente en la interpretación de Yo soy la locura en el bis.

Sin embargo, por poner algún pero, diría que eché en falta una mayor contextualización de las obras que se interpretaban. Carles Magraner solo comentó un par de obras, explicándolas y citándolas en los escritos de Cervantes. Pienso que una importante labor pedagógica en lo referente a la música antigua es que la gente comprenda este tipo de repertorio, generalmente muy ajeno a él, y hubiera quedado mucho más claro y contextualizado si estas intervenciones hubieran sido más numerosas. Aún con esto la sensación al salir del auditorio fue, para todo el mundo, de satisfacción ante lo que había escuchado y contemplado.

Por último, no podemos sino alentar lo que parece ser una tendencia creciente del auditorio de programar en su sala de cámara conciertos de música antigua. En este sentido, destacan, además del presente concierto, el ciclo de música antigua finalizado el diciembre pasado o el ciclo de guitarra que se está celebrando actualmente y que cuenta con nombres como Paul O’Dette. Espero de verdad que esta inclinación hacia este tipo de música no decaiga y podamos seguir disfrutando de conciertos con el mismo nivel del protagonista de esta reseña.

Daniel Lloret Andreo

Imágenes: Daniel Lloret Andreo y Capella de ministrers (portada).

Publicado en febrero 2016

Autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies