En taquilla
En taquilla
En taquilla

Puccini:
la apuesta incondicional de Kaufmann

Prima la musica… luego, la imagen

Jonas Kaufmann: Una noche con Puccini. Jonas Kaufmann. Director: Jochen Rieder. Orquesta Filarmónica del Teatro alla Scala de Milán. Productores: Arts Alliance site. Estreno en los cines Cinesa el 25 de febrero de 2016.  

El célebre tenor Jonas Kaufmann se subía el pasado 14 de junio con total decisión, y la más encantadora de sus sonrisas, al escenario del Teatro alla Scala de Milán para lo que sería, según anunciaba la prensa internacional, una de las actuaciones más esperadas del año. El programa de su recital compilaba una selección de arias del único compositor italiano que lleva paseando por medio mundo en los últimos meses: Giacomo Puccini (1858-1924). El concierto, además de contar con la Orquesta Filarmónica del teatro milanés dirigida por el también alemán y amigo de Kaufmann, Jochen Rieder, proyectaba de fondo una antología de imágenes con el fin de inmortalizar la vida de uno de los tenores más en boga de los últimos tiempos. Esta potente actuación es la base de esta nueva película-concierto dirigida por Brian Large y producida por Arts Alliance (el gigante productor, financiero, distribuidor y comercializador líder de Event Cinema en todo el mundo), en la que el tenor incluye números de Tosca (1887), Manon Lescaut (1893), La Fanciulla del West (1910) y Turandot (programada para el próximo día 10 de marzo en la misma cadena de cines), entre otras producciones.

No es difícil adivinar por qué Jonas siente debilidad por Puccini, inclinación que le ha conducido no sólo a la realización de este concierto, sino a la grabación de sus últimos álbumes discográficos. Puccini gozó de la más justa popularidad en vida, con sus salvedades como es lógico, y fue testigo de cómo las melodías de sus óperas más conocidas se silbaban por doquier en las calles: La bohème (1896), Tosca (1900) o Madama Butterfly (1909), entre otras. Su música eclipsaba a las masas y era accesible y adorada por todos. Y es que el maestro italiano tenía un don para llegar a todos los hombres y mujeres del mundo moderno. Gracias a sus escritos conocemos hoy en día las claves de su estética: “ninguna música puede existir sin melodía”, a la que acomodaba en una armonía exótica y renovadora, síntesis de Liszt y Debussy. Con la voluntad de poner al servicio de la ópera todos los avances de la época, el exotismo de su lenguaje compositivo se percibe en el elemento melódico, en la armonía y en el ritmo. Sus producciones ya no contienen aquellos héroes de la estampa verdiana, hecho que hace que sus personajes sean tan atrayentes; en ellos combina cualidades cotidianas con la más cruda realidad en personajes de naturaleza humilde. Puccini se convierte así en el espejo de una Europa finisecular y, aunque encontró mucha inspiración en la bohemia parisina (libre de cualquier trasfondo espiritual y político), vuelve a demostrar que Italia sigue estando a la cabeza de la ópera europea.

La guinda del pastel en este concierto es, sin duda alguna, “Nessun dorma”, el aria del príncipe Calaf en Turandot. La fantasía exótica de esta pieza es la que ocupa un lugar singular en el corazón de Kaufmann, un título que durante mucho tiempo no se atrevía a cantar, pero que ahora pone el broche de oro a su último álbum. Es la particular voz de tenor abaritonado la que hace a Jonas merecer su reconocimiento en el medio operístico. Se distingue por su gran extensión vocal, fuerza expresiva, perfecta técnica y versatilidad, a la que acompaña con una gran habilidad interpretativa en cada uno de sus personajes –aunque en ocasiones resulta un tanto forzada, un matiz que la prensa internacional se muestra reticente a señalar–. Su imponente físico, más cercano al de un modelo italiano que al de un cantante de ópera alemán, también ha contribuido a convertirle en uno de los intérpretes más deseados del momento. ¡Que se lo digan a Madonna! Parece que el tenor lo tiene todo para triunfar, y aunque admita que “en la ópera hay que saber decir no”, su carrera está imparable.

En definitiva, sólo nos queda esperar unos días para disfrutar en Cinesa de una prometedora noche con uno de los mejores cantantes internacionales en el panorama operístico de actualidad, en la casa de la ópera italiana y con la música de Puccini. Tres factores que a priori no dejan indiferente a nadie.

Tamara Valflor

Fotografía procedente de: http://www.jonaskaufmann.com/en/
My vue (portada).

Publicado en febrero 2016

Autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies