Crítica
Crítica
Crítica

Cantar a la trama más que al desenlace

Jorge Drexler en Madrid

 

Jorge Drexler, gira del disco Amar la trama. Teatro Arteria Colisseum de Madrid (Gran Vía), 1 de abril de 2011.

Todo empezó raro. El señor Drexler salió al escenario sin la banda que le acompaña durante esta gira, en la que ha presentado su último disco Amar la trama por toda España, en más de diez países latinoamericanos y EEUU durante el último año. Solo en el escenario y “desenchufado”, tocó y cantó las primeras canciones del concierto, la primera de ellas con apenas acompañamiento de un cajón, unos bongos y su guitarra española: “…por una vez que no duele, todos a sus puestos, que la pena cante hoy en oídos sordos…..” Versos que resumen el estado anímico en el que compuso este disco, mucho más luminoso y optimista que el anterior, 12 segundos de oscuridad, lleno de melancolía y tristeza; uno de sus trabajos más oscuros y uno de los más bellos de su carrera.

La luz y ánimo de su último trabajo estuvo presente en todas las canciones que interpretó, no sólo en las nuevas, sino también en las canciones de discos anteriores. Se remontó a sus primeros temas con arreglos muy acertados, sorprendiendo de esta forma a sus fieles seguidores. Ya en el escenario, los músicos de la banda que arroparon a Drexler estuvieron a la altura de las interpretaciones vocales del cantante, que transmitió emoción y verdad con una voz dulce y aterciopelada. La conexión y la complicidad entre el cantante y sus músicos fue íntegra. El resultado final fue un compendio de versiones brillantes de canciones antiguas, enlaces instrumentales, efectos sonoros entre canción y canción que incluyeron el uso del theremin y momentos para la improvisación solista de cada uno de los músicos.

El cancionista uruguayo, como él mismo se define, no dudó en dar voz al público e interpretó canciones a título personal. Y así llegó uno de los momentos más emocionantes de la noche: una versión de Caetano Veloso y otra de los Beatles con apenas un ligero acompañamiento a la guitarra española y la increíble expresividad de su voz.

Amar la trama es un disco que se caracteriza no sólo por el optimismo, sino por la idea de compartir esa alegría con la gente a la que quieres. Tanto, que en prácticamente todos los temas del nuevo disco aparecen colaboraciones de otros músicos. Drexler mantuvo esta filosofía en su concierto e invitó al escenario a un amigo, compositor y cantautor brasileño: Víctor Ramil, alguien desconocido para gran parte del público, ya que debutaba en España. La interpretación a dúo de dos temas del disco resultó todo un descubrimiento de belleza musical.

“Cada uno da lo que recibe, luego recibe lo que da, nada es más simple, no hay otra norma, nada se pierde, todo se transforma…”, y efectivamente, el público devolvió a Drexler lo que él dio durante el concierto. La emoción se transformó en aplausos y su canción Soledad en agradecimiento al público. Jorge lo consiguió. Una vez más, transmitió lo que se siente y lo que piensa a través de su música, cerrando el concierto con un tema antiguo: Sea y otro nuevo Amar la trama. Ambas letras encierran en sus versos el mismo mensaje:

“ya estoy en la mitad de esta carretera,

tantas encrucijadas quedan detrás,

ya está en el aire girando mi moneda,

y que sea lo que sea”;

“Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener,

entrar y salir de fase.

Amar la trama más que el desenlace.

Ir por ahí como en un film de Éric Rohmer

sin esperar que algo pase.

Amar la trama más que el desenlace.”

Vivir disfrutando el proceso sin pensar en el resultado. Gracias, señor Drexler.

Pilar Serrano Betored

Archivo histórico: entre febrero 2011 y enero 2012

Autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies