Ensayo
Ensayo
Ensayo

La música de otra manera (II)

De instrumentos e instrumentistas

Los instrumentos musicales son engendros diabólicos creados por mentes enfermizas, con el único afán de trastocar el criterio de todo aquel que se acerque para intentar tocarlos. No hay duda.

Quién, en su sano juicio, se arriesgaría si no a parapetarse ante un mastodonte de órgano como el de la catedral de San Esteban de Passau en Alemania con 17.774 majestuosos tubos (el más grande de Europa), un arpa clásica de 7 pedales y 43 cuerdas o una batería de metal progresivo con crash, ride, splash, china, platillo de tiempo y de contratiempo, toms de piso y de aire, caja, doble bombo y un metrónomo electrónico martilleando en las orejas un tempo 120 p.p.p. capaz de volver loco al más cuerdo. En los manuales de uso de estos artilugios debería incluirse una advertencia médica con las contraindicaciones, efectos secundarios y posología de cada instrumento.

No es de extrañar, por tanto, que algunos músicos renieguen de la precisión académica en el uso de los instrumentos y opten por alguna variante en la ejecución, más acorde a sus cualidades o a sus limitaciones. Enormes guitarristas zurdos como Bobby Womack o Robert Johnson (que según la leyenda, pactó con el diablo poseer una magistral técnica blues a cambio de su alma) tocaban la guitarra de un diestro al revés, es decir, sin cambiar el cordaje (la cuerda grave abajo). Jimi Hendrix también era zocato, pero él sí hacía esa reordenación de las cuerdas y obtenía los resultados tan fantásticos que conocemos. Django Reinhardt tuvo que inventarse un sistema propio de digitación para poder tocar, y de qué manera, con los dedos índice y corazón de la mano izquierda. Raimundo Amador sigue tocando con púa venenosas pentatónicas en la guitarra flamenca, lo cual es especialmente doloroso para los más puritanos. Jerry Lee Lewis aporreaba el piano con manos y pies con tanta vehemencia que los clúster resultantes sonaban como auténticas bolas de fuego. Rick Allen, batería del grupo Def Leppard, perdió el brazo izquierdo en un accidente automovilístico, y tuvo que fabricarse un set electrónico de percusión especial para poder seguir tocando con la banda.

SORDOS: Ludwig van Beethoven, Bedrich Smetana, Gabriel Fauré, Enrique Iglesias. INVIDENTES: Antonio de Cabezón, Tete Montoliú, Joaquín Rodrigo, Ray Charles, Stevie Wonder, Jeff Healey, José Feliciano, Leticia Sabater… ¡ah! no, esa era bizca. PEQUEÑOS: Wolfgang Amadeus Mozart, Prince, Torrebruno. GRANDES: Marvin Gaye, Barry White, Montserrat Caballé, Loquillo. FEOS: Marilyn Manson, Steven Tyler, Rosendo, el Fary.

Hay que reconocer que también existen algunos músicos excelentes que no sólo no están locos ni tarados, sino que pueden presumir de un amplio currículo académico. Bruce Dickinson, cantante del grupo heavy Iron Maiden, además de ser uno de los vocalistas más admirados en el mundo de los cuernos, es escritor de cierto éxito, tirador de esgrima olímpico, piloto de aviación, estudiante de historia, activista político, presentador radiofónico, marido y padre ejemplar. Y es guapo. ¡Qué asco de tío!

Brian May, guitarrista de Queen es otro empollón del rock. Compositor, letrista, cantante, productor, luthier de su propia guitarra Red Special, doctor en Astrofísica, activista por los derechos animales, embajador de la organización benéfica en memoria de Freddie Mercury para el apoyo a proyectos contra el SIDA. Éste es feo.

Un antepasado de similar capacidad intelectual a los anteriores fue el compositor inglés de la primera mitad del siglo XV, John Dunstable. Astrólogo, astrónomo y matemático además de iniciador del estilo polifónico más rico del inicio del Renacimiento. Éste no era ni guapo ni feo. Era británico.

Enrique Muñoz Casillas

Imágenes: Jerry Lee Lewis por Henry Horestein y Garden and Gun.

Publicado en diciembre 2015

Autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies